La acidificación de los océanos está liderada por 3 sectores

Clima 15 de junio de 2022 Andrés Olivares, Henry (Chun-Yu) Lin

Análisis del impacto ambiental: Identificar los sectores que más daño hacen a nuestros océanos

El mes de junio contiene el Día Mundial de los Océanos, y en reconocimiento a ello, Clarity AI analizó el impacto que tienen los diferentes sectores en nuestros océanos, utilizando una métrica clave en torno a la acidificación de los océanos que se nutre del marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, concretamente del Objetivo 14 - Vida bajo el agua.

Nuestro análisis demostró que para situarse por encima del percentil 75 dentro de un sector, una empresa tendría que alcanzar una puntuación relativamente alta, excepto en el caso de las empresas de los sectores de la energía, los materiales y los servicios públicos. Las empresas de estos sectores tienen mucho trabajo que hacer para contribuir a un mundo más sostenible en lo que respecta a la acidificación de los océanos, y cualquier propietario de una cartera que incluya empresas de estos sectores debería examinar los planes y las políticas de las empresas para abordar este tipo de impacto.

Como recordatorio, los ODS de la ONU miden el impacto (el valor para la sociedad que una empresa crea o destruye) de las operaciones, productos y servicios de una empresa a través del modelo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Clarity AI ha analizado cada una de las 169 metas que conforman los 17 ODS y ha filtrado la lista de objetivos hasta llegar a los que son relevantes para las organizaciones y los inversores. Los 52 objetivos finales son factibles, mensurables y tienen un calendario realista que las organizaciones pueden alcanzar.

Y en palabras de la ONU, "el océano impulsa los sistemas globales que hacen que la Tierra sea habitable para la humanidad. El agua de lluvia, el agua potable, el tiempo, el clima, las costas, gran parte de nuestros alimentos, e incluso el oxígeno del aire que respiramos, son proporcionados y regulados en última instancia por el mar.

La gestión cuidadosa de este recurso mundial esencial es una característica clave para un futuro sostenible. Sin embargo, en la actualidad existe un continuo deterioro de las aguas costeras debido a la contaminación, y la acidificación de los océanos está teniendo un efecto adverso en el funcionamiento de los ecosistemas y la biodiversidad. Esto también está afectando negativamente a la pesca a pequeña escala.

Salvar nuestros océanos debe seguir siendo una prioridad. La biodiversidad marina es fundamental para la salud de las personas y de nuestro planeta. Las áreas marinas protegidas deben ser gestionadas eficazmente y contar con los recursos necesarios, y es necesario establecer normas para reducir la sobrepesca, la contaminación marina y la acidificación de los océanos". (Fuente: UN.org)

Introduzca su dirección de correo electrónico para leer más

Solicite una demostración